Skip to content

Comprar la paz social en Argelia ¿política o quimera?

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp

Ali Dilem_03.04.2018

 

Al Safir, 02/04/2018

Mohamed Maruani (periodista e investigador argelino)

 

La llegada de Abdelaziz Butefliqa a la presidencia a mediados de 1999 estuvo acompañada por la celebración de un referéndum popular sobre la ley de la concordia nacional (al que siguió la Carta por la Paz y la Reconciliación) que sacara a Argelia de la “década negra”, nombre con el que se conoce a los sangrientos acontecimientos que vivió el país desde 1991, y a los que siguieron grandes movilizaciones sociales. El nuevo presidente propuso una política de “compra de la paz social” aprovechando los grandes ingresos que trajo un aumento de los precios del petróleo. Se inyectaron grandes cantidades de dinero en lo que se denominó proyectos de “inversión pública” con el objetivo de satisfacer varias demandas sociales: un aumento salarial del funcionariado, creación de proyectos de viviendas y de infraestructuras, contratación de jóvenes, ayudas a los sectores sociales más frágiles, etcétera. Sin embargo esta vía aplicada durante muchos años ya no es posible por la última caída de los precios del crudo, y muchas voces han comenzado a pedir explicaciones a los poderes públicos que dirigieron el periodo de vacas gordas sobre el dinero que fue inyectado en desarrollo y proyectos nacionales y locales (…)

 

Desde comienzos de año decenas de sindicatos independientes han salido a la calle para exigir una mejora de las condiciones laborales y sociales del sector público que concentra el mayor número de empleados y trabajadores (…) Y desde hace un tiempo, varios sindicatos de sectores vitales de la economía amenazan con organizar protestas si no se responder a las demandas sociales hechas hace años. Las protestas organizadas por estos sindicatos del sector de la enseñanza, la sanidad y la administración apuntan a una gran indignación que ha llevado al gobierno a “advertir a los sindicatos de su posible politización” en una carta enviada por el Ministro de Interior y de Consejos Locales en la que tranquilizaba a los manifestantes (…) Sin embargo, varios actores políticos opositores consideran que el gobierno solo pretende ganar tiempo y que no toma la iniciativa de solucionar la situación poniendo en marcha un diálogo con los sindicatos (…)

 

Viñeta de Ali Dilem

 

Si necesita una traducción íntegra de esta entrevista, puede solicitarla en el siguiente correo electrónico: contacto@fundacionalfanar.org

Pueden consultar más de 170.000 artículos de prensa árabe en español en el Fondo documental Al Fanar

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp
[crp

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Al Fanar en la redes​