Skip to content

Cuando el Nobel egipcio Mahfuz se creía de niño “el rey del mundo” y jugaba con gallinas

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp

Publicado originalmente por El Mundo, 12/01/2019

Mohamed Shoair, El Cairo

 

Awlad HaretnaEstas líneas son un adelanto exclusivo de las memorias de Naguib Mahfuz, el relato de sus primeros años de infancia. Fueron escritas entre 1929 y 1930, poco después de que el escritor dijera adiós a su niñez. Tenía por aquel entonces 19 años e imitó al decano de la literatura árabe, Taha Husein, que por aquellas mismas fechas había publicado por episodios en la revista Hilal su autobiografía Los días: Memorias de infancia y juventud. Entre sus admiradores, había un estudiante de Secundaria que a veces escribía poesía y otros cuentos que halló en Los días su inspiración. Ese colegial se llamaba Mahfuz.

 

El premio Nobel de Literatura habló en 1962 del texto que Crónica desvela hoy en primicia internacional, durante una entrevista en prensa. Dijo que tenía guardada una autobiografía que jamás llegó a publicar en vida y que consideraba un entrenamiento literario. Años después, admitió que había perdido el manuscrito como consecuencia de «un robo familiar» llevado a cabo por un pariente que vendió los papeles que habían quedado en su antigua casa. Las memorias viajaron por diferentes continentes antes de establecer su residencia en un país del golfo Pérsico, donde pude obtenerla recientemente durante la investigación de mi libro Hijos de nuestro barrio: historia de la novela prohibida.

 

Seguir leyendo

 

Imagen: Portada de la novela Awlad Haritna (Hijos de nuestro barrio)

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp
[crp

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Al Fanar en la redes​