Skip to content

Entrevista con la primera alcaldesa de una capital árabe. Suad Abderrahim habla con Raseef22 sobre esa “difícil tarea”

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp

Suad Abderrahim

 

Raseef, 09/07/2018

 

Hayir Ozmán

 

“La dama de hierro” tunecina. Así llaman algunos tunecinos a Suad Abderrahim después de haber logrado convertirse en la primera alcaldesa de la capital tunecina desde que se creara este cargo que han ocupado 31 personas desde 1858.

Abderrahim, de 53 años, es conocida por algunos como la “dama de hierro” por su fuerte personalidad y su ambición política (…)

 

PREGUNTA: La primera mujer alcaldesa de Túnez, el reto es grande, ¿por qué lloró cuando se anunció que había ganado?

 

RESPUESTA: Por descontado se trata de una tarea muy difíciles. Tenemos grandes desafíos, pero gracias a Dios estoy muy orgullosa de ser la alcaldesa de la capital porque supone una victoria para la mujer tunecina, para la mujer árabe, para las mujeres del mundo entero; es una traducción real de un cambio en la mentalidad machista que cree que la mujer es incapaz de asumir grandes responsabilidades.

(…)

 

P: ¿Podemos considerar que su victoria rompe la barrera clasista en la elección de los alcaldes, que normalmente son nombrados entre notables y personalidades de la capital de familias de grandes comerciantes, ulemas o terratenientes?

 

R: No había una barrera clasista, sino una barrera que tenía que ver con la procedencia regional. Según las normas el alcalde elegido tenía que haber nacido en la capital, tenía que ser de una familia originaria de ella, pero esto no es compatible con la realidad actual ya que la capital incluye una mezcla de gentes.

(…)

 

P: ¿Cómo explica el ataque al que ha tenido que hacer frente?

 

R: Lo considero tan solo declaraciones desafortunadas resultado de la presión postelectoral. Nuestra victoria ha enfadado a algunos contrincantes, pero sus declaraciones son secundarias y no pueden ser consideradas la opinión de todos los integrantes de los partidos que han competido conmigo en las elecciones.

 

P: “Tu victoria es un examen para todos los liberales” fue la primera declaración del presidente de Al Nahda, Rashid al Ganushi, tras ganar la alcaldía, en respuesta a los ataques de sus rivales del partido laico Nidaa Tunis contra su candidatura, argumentando que no podrá asistir a la celebración de lailat al qader, incumpliendo así la tradición islámica, según ellos.

 

R: Fueron reacciones desafortunadas, psicológicas, opiniones individuales que no dan voz a la mayoría ni a todos los partidos políticos rivales; quiero tranquilizar a los ciudadanos en este sentido; asistiré a esa celebración del día 27 del mes de ramadán en la Mezquita Al Zaitún, después de zanjar con sus ulemas este dilema. No hay ningún impedimento legítimo desde un punto de vista religioso, ni tampoco un impedimento legal que no permita a la mujer estar presente esa noche en los protocolos de la mezquita. En Túnez la mujer llama a la oración, se sienta en las mezquitas, realiza contratos religiosos.

 

P: ¿No le parece que el apoyo de Al Nahda a una candidata no velada en sus listas intenta romper la imagen estereotipada del partido para ganar una popularidad que ha perdido en los últimos años?

 

R: La intención no era romper el estereotipo de las mujeres de Al Nahda, porque no he sido la candidata de la cúpula ni de la presidencia del partido ni tampoco una candidata central en él, sino que he sido la candidata de las bases ya que Al Nahda abrió la puerta a la presentación de candidaturas en varias circunscripciones municipales. Lo cierto es que no tenía intención de ser candidata a las municipales, porque prefería presentarme a las elecciones parlamentarias de 2019, pero fueron los ciudadanos los que eligieron mi candidatura (…)

 

P: La mujer tunecina y algunas feministas tienen miedo de sus ideas conservadoras, sobre todo después de sus declaraciones sobre las madres solteras de las que dijo son una vergüenza para la sociedad tunecina y no deben recibir protección legal.

 

R: He pedido disculpas a las mujeres tunecinas y a todas las mujeres del mundo por esas declaraciones que fueron sacadas de contexto. No creo que haya asociaciones que se opongan a mi existencia, más al contrario, hay organizaciones de derechos humanos que consideran necesario el empoderamiento de la mujer en las elecciones municipales. Considero todo esto una polémica normal y competitiva, pero tras ser elegida, fuimos testigos de la alegría de los ciudadanos, como si fuera Túnez el que ganaba; fue de verdad una alegría para la mujer tunecina, para Túnez y para la mujer árabe. La victoria fue seguida por muchos medios de comunicación internacionales, y por consiguiente, mi elección en la alcaldía fue un orgullo para todos, un orgullo para todos los tunecinos.

 

Viñeta de Emad Hayyach para Al Arabi al Yadid

 

Si necesita una traducción íntegra de esta entrevista, puede solicitarla en el siguiente correo electrónico: contacto@fundacionalfanar.org

Pueden consultar más de 170.000 artículos de prensa árabe en español en el Fondo documental Al Fanar

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp
[crp

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a nuestros boletines

Al Fanar en la redes​