Skip to content

La película palestina “Amira” desata una gran indignación que causa su retirada

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp

Ibrahim Rifi. 

La coproducción egipcio-jordano-palestina Amira dirigida por el cineasta Muhammad Diab ha causado una gran polémica en las audiencias del mundo árabe, en especial entre la población palestina, quien acusa a la película de atacar la dignidad y el honor de los presos palestinos en las cárceles israelíes y a sus familias. 

La película es un drama que aborda el tema del contrabando de esperma de los presos palestinos en las cárceles del Estado de Israel, una práctica en la que a través de la inseminación artificial, muchas mujeres de presos consiguen quedarse embarazadas y tener hijos durante los largos años de condena de los presos. 

La protagonista, Amira, papel protagonizado por Tara Abbud, es una joven de 16 años que crece orgullosa de su padre, un héroe que resiste a una larga condena en la prisión de Tel Megiddo y que pese a ello  pudo nacer gracias a la práctica de la inseminación artificial, hasta que se descubre que su padre es estéril, que no es su hija biológica y que el esperma extraído de la cárcel con el que fue inseminada su madre fue reemplazado por el de un soldado israelí.

Proyectada en los Festivales de Cine de Cartago de Túnez y El Guna de Egipto, nominada para representar a Jordania en la gala de los Oscar 2022, aclamada por unos, y motivo de enfado e indignación para otros, el film ha sido víctima de una campaña de boicot en redes sociales con el hashtag  #اسحبوا_فيلم_أميرة [retirada de la película Amira]o en inglés #Pull_Out_Amira con un amplio seguimiento en Twitter y Facebook, a cuya vanguardia se han situado organizaciones de solidaridad y apoyo a presos palestinos.

Mahmud Rifai. 09/12/2021. Tomato Cartoon

Para defenderse de las críticas, el director Muhammad Diab, ha emitido un comunicado a través de su cuenta de Facebook donde explica que “desde las primeras proyecciones de la película en septiembre de 2021, que ya ha sido vista por miles de palestinos y árabes, ha habido consenso en que la película retrata a los presos de una forma heroica y humana, y es absolutamente crítica con la ocupación israelí”. 

 

Y continúa: “Se trata de una historia de ficción y eso lo dejamos claro al final de la película. La intención es plantear un debate existencial y filosófico donde se explora la consistencia real de la identidad de una persona y cuáles serían sus reacciones al enterarse de que es hija de otro padre, que para este caso, Amira elige ser palestina a pesar de su origen biológico”. 

Alaa Al Lagta. 09/12/2021.

Sana Salameh, mujer del preso palestino y escritor Walid Dakka que tuvo a su hija gracias a la inseminación artificial, explica en una entrevista para Al Arabi Al Yadid que la película vierte dudas sobre la credibilidad de los presos palestinos y sus familias.  

“Hay más de 100 niños palestinos que han nacido gracias a la inseminación artificial y ninguno de ellos ha tenido dudas sobre su padre porque existen condiciones muy estrictas para poder realizar la inseminación con el esperma extraído desde prisión, y porque los hijos tienen que demostrar el parentesco con sus padres mediante pruebas de ADN para que les permitan las visitas”, explica.

“El argumento de que la historia es ficción no es válido porque 5.000 prisioneros palestinos y sus familias no son ficticios. Somos reales y podrían habernos consultado antes de hacer la película de esa manera”

Diab enmarca en su publicación que “comprende perfectamente el enfado de quienes consideran la película como un insulto a los presos y sus familias, pero pedimos que se vea antes de que sea juzgada”.

Ahmad Qaddura. 09/12/2021

Al finalizar el comunicado, anunció la suspensión de todas las proyecciones programadas de la película y su retirada de la carrera por el Oscar en la que estaba inmersa, dado que “el noble objetivo por el que se hizo este trabajo no puede alcanzarse a costa del dolor de los presos, de quienes entiendo su enfado”.

Diab ha pedido la conformación de un comité de expertos compuesto por representantes de organizaciones de presos palestinos y sus familias para ver y discutir el futuro de la película, mientras tanto, Amira no se proyectará en ningún lugar hasta nuevo aviso. 

 

*Ibrahim Rifi es periodista y responsable de comunicación de la Fundación Al Fanar para el Conocimiento Árabe. 

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp
[crp

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Al Fanar en la redes​