Skip to content

Posibles trayectorias de la intifada sudanesa

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp

Habib haddad_26,01_2018_sudan

 

The Washington Institute, 09/01/2019

Maged Atef *

 

Pese a que los medios de comunicación están ignorando la intifada sudanesa que está teniendo lugar, pese a la represión policial del régimen de Al Bashir, su popularidad aumenta día tras día y ha llegado prácticamente a todas las ciudades del país. El lema “El pueblo quiere la caída del régimen” predominante en todas las manifestaciones inquieta no solo a Jartum sino también a otras capitales. Lo cierto es que la caída del régimen de Al Bashir, si se produce, tendrá repercusiones en los intereses de varios países de la región, unos intereses que el presidente sudanés considera su principal garante. Al margen de estos temores regionales y de si la tenacidad de Al Bashir frente a una presión general cada vez mayor triunfará o no, el futuro del gobierno sudanés no está para nada claro.

(…)

 

MAPA DE POSIBLES RESULTADOS DE LAS MANIFESTACIONES EN LA CALLE

 

En general, las complejidades del expediente sudanés apuntan a que estamos en una encrucijada que podría llevar al país a uno de los siguientes escenarios.

El primer escenario es el de la posibilidad de que uno de los generales se mueva para quitar a Al Bashir del poder a través de un golpe de Estado. Hay dos individuos bien posicionados para realizar dicha acción. El primero es el general Kamal Abdelmaaruf, jefe del Estado Mayor y conocido entre los sudaneses por su papel en la liberación de la rica ciudad petrolera de Heglig, ubicada en la frontera con Sudán del Sur, después de haber sido ocupada durante semanas por este último Estado. Este general es conocido por si disciplina y su control dentro del Ejército aunque hay dudas sobre su papel en el intento fallido de golpe de estado que dio el general de brigada Wad Ibrahim en noviembre de 2012.

El segundo candidato a dar un golpe es el general Salah Qosh, jefe del Servicio de Inteligencia Nacional y de Seguridad a cuyo mando llevaba cinco años cuando Al Bashir lo destituyó y lo metió a la cárcel acusado de estar implicado en ese golpe de Estado. El presidente sudanés sorprendió a todo el mundo devolviendo a Qosh a su cargo en la jefatura de ese servicio aunque parece que la lealtad de Qosh al presidente sudanés no le impediría participar en cualquier intento de golpe de estado futuro si se dan las condiciones adecuadas.

Si uno de estos hombres se mueve, lo que es posible, probablemente no veamos un escenario similar al de Suwar al Dahab quien entregó el poder a los civiles tras el golpe de 1985, concretamente a una cúpula civil electa liderada por Sadiq al Mahdi tras elecciones democráticas. Seguramente seamos testigos de una copia de la experiencia del presidente egipcio Abdelfattah al Sisi quien se movilizó tras grandes manifestaciones popular para acabar en el poder completamente en solitario.

 

* Periodista independiente sudanés residente en Egipto. Ha contribuido en varias páginas electrónicas informativas y en varias publicaciones como Foreign Affairs, Buzzfeed y the Daily Beast)

 

Viñeta de Habib Haddad para Al Arabi al Yadid

 

Si necesita una traducción íntegra de esta entrevista, puede solicitarla en el siguiente correo electrónico: contacto@fundacionalfanar.org

Pueden consultar más de 170.000 artículos de prensa árabe en español en el Fondo documental Al Fanar

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp
[crp

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Al Fanar en la redes​