Skip to content

La grafitera palestina Laila Ayawi habla de su trabajo por los derechos de la mujer

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp

Laila Ayawi

“Soy Laila, Laila Ayawi, de Jordania. Tengo 25 años. Soy refugiada palestina en Jordania.Tengo la nacionalidad jordana y tengo una gran pasión por el arte y por el grafiti.

Para mí el grafiti es como una puerta abierta directamente a la gente en la calle y que habla con todos los transeúntes. Por eso creo que es muy importante. Su importancia es una gran responsabilidad. En la mayoría de mis obras, la mujer es un componente esencial como si fuese un reflejo de mí misma como mujer. Hay mucho grafiti, pero no hay muchas mujeres grafiteras. Mi primer grafiti fue de una mujer con las manos en la cabeza, que tenía un poco agachada. De su cabeza salían un montón de ideas y de mundos. Ese fue mi primer grafiti y lo pinté hace un año. Me planteé la idea de enfrentarme a ese reto y si yo sabría hacer grafitis o no. Además, estaba a una altura muy elevada, lo más alto que he estado en mi vida. Dibujé a una mujer con velo. Esa fue la primera mujer con velo que dibujé. A esa obra la llamé “Be Yourself”: sé tú misma. El grafiti es un derecho de todo el mundo. Las mujeres que aparecen en ellos no pertenecen a nuestra cultura árabe, porque aún no hay muchas grafiteras árabes que puedan representar su cultura, su sociedad o su identidad social por medio de personajes como los que yo dibujo en mis grafitis. Hice otro grafiti llamado “Dream”, sueña, dirigido a la mujer a la que le dice que piense primero si tiene un sueño. Antes de decir que la sociedad oprime los sueños o me oprime a mí misma, te pregunto, ¿tienes un sueño? Esta pregunta del sueño es muy profunda, porque, en realidad, es la respuesta a otra pregunta: ¿cuál es tu papel en esta vida? Mi nombre aparece debajo del grafiti y por eso la gente pudo encontrarme en las redes sociales. No uso un tag raro o un seudónimo porque no quiero usar seudónimos, empleo mi nombre, quiero tener seguidores. Quiero que la gente vea lo que hago y además, quiero que se sepa quién soy, Laila, ya que no hago nada ilegal. Cuando se empezaron a usar los tags, la idea era ocultar la autoría de los grafitis a las autoridades porque estaba prohibido pintar en las paredes.

Me centro mucho en el tema de la confianza de la persona en sí misma, sobre todo, de la mujer porque hay muchas mujeres que intentan crear de sí mismas una copia admirada y aceptada ¿Qué es un aspecto aceptado para esas mujeres? Pues lo que se conoce como el “sexual objecting” de la mujer que consiste en convertirla en objeto sexual. Eso está muy difundido en la publicidad. La mujer es el componente esencial de cualquier anuncio, tenga que ver, o no, con ella. Sea cual sea el anuncio, tiene que aparecer una mujer, el cuerpo de una mujer que cumple con unos cánones determinados, que son los de la belleza y todo lo que no es belleza. Por eso, las mujeres aspiran a tener un aspecto determinado, fijo, estándar…y todas quieren conseguirlo porque si no soy así, no soy guapa. Y por eso las mujeres solo  se han centrado en la apariencia. Me molesta mucho verlas así. Antes de pedirle a tu sociedad que te reconozca y que crea en ti, necesitas creer en ti misma, en tu interior, rebelar tus capacidades, evolucionar, ser una persona distinta, especial, sin imitar a otras. Tú eres guapa tal y como eres. Confía siempre en que la persona apropiada llegará en el momento adecuado”
Audio: BBC Arabic (para escuchar el audio pinchar sobre la fotografía)

Foto de portada: Twitter

Audio traducido del árabe por Eman Mhanna en el marco de un programa de colaboración de la Facultad de Traducción e Interpretación de la Universidad de Granada y la Fundación Al Fanar.

 

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp
[crp

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a nuestros boletines

Al Fanar en la redes​