Skip to content

EDITORIAL. ¿Cómo se ha extendido el EI (Daesh) tan rápidamente por el sur de Túnez? ¿Cuál era el verdadero objetivo del ataque de Ben Gardán? ¿Por qué el gobierno de Túnez debe rechazar la ayuda de EEUU?

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp

10339218_1026882157367946_3177397279818069778_o

Lo más importante de todo lo que dijo el señor Habib Essid, primer ministro de Túnez, en la rueda de prensa celebrada ayer martes para hablar del ataque de la ciudad fronteriza de Ben Gardán (…) fue que su país “ha ganado esta batalla, pese a las grandes pérdidas, pero la guerra va a ser larga”.

(…). Hay varios factores que permiten analizar este ataque repentino a la ciudad de Ben Gardán.

Primero: más de 7.000 tunecinos dejaron el país hace cinco años para ir a Siria, a través de Turquía, animados por sus gobiernos de entonces, por teóricos, fuerzas regionales y del Golfo y canales por satélite a unirse a la revolución siria. La mayoría de esos tunecinos se unieron a grupos yihadistas, sobre todo al EI (Daesh), y volvieron a Libia por el mismo camino, aunque con una gran experiencia en el combate, un adoctrinamiento intensivo y una misión concreta: derrocar a los gobiernos infieles en el Magreb Islámico.

Segundo: según testigos oculares, los miembros de la célula que atacó Ben Gardán (50 personas) eran de la ciudad, conocían bien sus barrios, su geografía, y se dirigieron fácilmente a sus objetivos, a saber, el cuartel militar, el centro de la Policía y el de la Guardia Nacional.

Tercero: (…). Crece el abismo entre el norte civilizado de Túnez, con una situación acomodada, y el sur rural del país víctima de altos niveles de discriminación y con índices muy bajos de desarrollo humano y económico.

Cuarto: La estrecha relación y los intercambios demográficos y económicos entre Túnez y Libia han hecho que el sur tunecino se vea afectado por la tormenta que ha caído en Libia desde que se convirtiera en un Estado fallido a raíz de la intervención de la OTAN para acabar con el antiguo régimen, el caos y las milicias armadas se hicieran con el control y no haya un Estado central fuerte con instituciones militares y de seguridad. (…). En Libia hay más de 30 millones de armas que dejó el antiguo régimen en sus arsenales y este es uno de los grandes peligros que acechan no solo al vecino Túnez, sino también a Marruecos y a la zona del Sahel. (…).

Si necesita una traducción de este artículo, puede solicitarla en el siguiente correo electrónico: contacto@fundacionalfanar.org

Pueden consultar más de 170.000 artículos de prensa árabe en español en el Fondo documental Al Fanar

Viñeta de Willis from Tunis 

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp
[crp

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Al Fanar en la redes​