Skip to content

EDITORIAL. Cuando con la revolución de los hambrientos (Marruecos)

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp

Buali_22.11.2017

Al Yaum24, 21/11/2017

 

Taufiq Buashrín

 

Las palabras se quedan cortas para trasladar la indignación y la vergüenza que siente el ciudadano marroquí al ver la noticia de la muerte de 15 mujeres en la localidad de Bulaalam, en las afueras de Esauira, para conseguir una cesta de ayuda valorada en 150 dírhams (14 euros aproximadamente). No es solo una avalancha lo que ha matado a esas mujeres ni tampoco la negligencia de las autoridades para organizar el reparto es la única responsable de esas muertes dramáticas. Es la política social del Estado la que ha matado a las mujeres de la población de Bulaalam y la que mata cada día a mujeres, hombres y niños en una tierra que ya no da lo necesario para quedarse aquí a millones de pobres, marginados, desempleados, damnificados, ciudadanos aislados tras los muros de la fragilidad, sin que se les tienda una mano de compasión, de ayuda.

 

Los altos responsables que hoy se lamentan en Rabat de la pérdida de esas mujeres de Bulaalam, tienen que sentir vergüenza de sí mismos porque no han tenido compasión de ninguno de los pobres de este país, no han permitido que la misericordia de Dios llegue hasta ellos. El día que el ex presidente del gobierno, Abdelilá Benkirán, redactó un proyecto de resolución para ayudar a dos millones de familias pobres con 1.000 dirhams al mes del Fondo de Compensación, que va a parar a los bolsillos de los ricos, aquellos pusieron el grito en el cielo, advirtieron de la aplicación de esa resolución, se opusieron a ella con contundencia alegando que perpetuaría a Benkirán en el gobierno, que aumentaría su popularidad, que Benkirán “sobornaba a los pobres” para que votaran al PJD y por eso no podía aprobarse “excepto pasando por encima de sus cadáveres”.

 

(…)

 

Cuidado con la revolución de los hambrientos porque cuando se desata, no hace excepciones con nadie, no conoce freno ni sabe cómo negociar o hacer concesiones o buscar soluciones intermedias. Hace un año murió el vendedor de pescado en Alhucemas y toda la ciudad le siguió al cementerio, y la gente se ha pasado un año entero en la calle juzgando al Estado hasta que ha sido encarcelada y llevada a los tribunales. Este año también se desencadenó la revolución de los sedientos de Zagora, quienes no regresaron a sus casas hasta que se dictaminaron duras sentencias contra ellos, y hoy mueren 15 mujeres en las afueras de Esauira mientras la elite capitalina anda ocupada con una pregunta: ¿Será Benkirán reelegido por tercera vez al mando del PJD? ¿Se mantendrá el gobierno de Al Ozmani si Benkirán es reelegido en el próximo congreso de su partido?

 

Si necesita una traducción íntegra de esta entrevista, puede solicitarla en el siguiente correo electrónico: contacto@fundacionalfanar.org

Pueden consultar más de 170.000 artículos de prensa árabe en español en el Fondo documental Al Fanar

 

Viñeta de Buali para la página electrónica informativa marroquí Hespress

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp
[crp

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Al Fanar en la redes​