Skip to content

EDITORIAL. El FMI y las reformas de Al Sisi

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp

Majluf_11.11

Está previsto que el gobierno egipcio devalúe la libra y reduzca los subsidios a la energía en respuesta a las condiciones del FMI para conceder al país un crédito de 12.000 millones de dólares en 3 años para ayudar a la economía nacional.

Solo hay un párrafo que habla del sector turístico “afectado por el accidente de la caída del avión ruso el pasado mes de octubre” (como si el avión se hubiera caído solo) y salvo esta tibia señal, el informe no vincula la situación económica del país a la política.

A los responsables del FMI solo les importan la aplicación de su receta que siempre demuestra lo miserables que son y cómo menosprecian al país y al pueblo al que le imponen esa receta alegando “reformas”; si nos apeamos del “planeta” de la directora del FMI y sus asesores, veremos cuál es la situación económica real del ciudadano egipcio: escasez de leche infantil y de azúcar y elevados costes de la vivienda social que provocaron una gran manifestación el otro día en Port Said. Mientras, las fuerzas del orden se disponen a ejercer su control sobre la calle egipcia para abortar las manifestaciones convocadas el 11 de noviembre bajo el nombre de la “revolución de los pobres” para protestar contra la mala situación de la economía.

El FMI aborda la economía egipcia como si fuera un experimento de laboratorio al margen de los peligrosos factores que afectan a la situación interna y externa del país. El primero de esos factores es la naturaleza del propio régimen egipcio, el contexto forzoso en el que llegó y que generó disputas locales y regionales de gran envergadura que no podemos pasar por alto porque están vinculadas a esa situación económica.

(…)

Según una encuesta realizada por el Centro Egipcio de Investigación de Opinión Pública publicado ayer mismo, la popularidad de Al Sisi ha caído un 14% en los dos últimos meses, lo que reflejan las quejas contra la actuación del presidente y del gobierno, y que podrían ir a más como consecuencia de las duras medidas que tendrá que imponer el ejecutivo para responder al FMI.

Resulta cómico que el gobierno y los medios afines hayan comenzado una gran campaña para venderle a la opinión pública los compromisos con el FMI mientras ironizan sobre la decisión saudí de suspender los envíos de crudo a Egipto. De hecho el presidente egipcio ha puesto en marcha una campaña que se llama “Egipto no se doblega”, un lema con trampa porque su régimen no se doblega ante Riad pero sí lo hace en la práctica ante las condiciones impuestas por el FMI.

Si necesita una traducción de este artículo, puede solicitarla en el siguiente correo electrónico: contacto@fundacionalfanar.org

Pueden consultar más de 170.000 artículos de prensa árabe en español en el Fondo documental Al Fanar

Viñeta del caricaturista egipcio Majluf

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp
[crp

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a nuestros boletines

Al Fanar en la redes​