Skip to content

Editorial: las lecciones de Ben Gardán en Túnez y de Irbid en Jordania

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp

Nadia Jiari

(…)

Las autoridades tunecinas han declarado que sabían que el ataque de Ben Gardán iba a producirse por lo que deberían haberse movilizado antes y no después de que comenzara, y así se hubiera evitado el derramamiento de sangre de muchos policías y civiles que resultaron heridos o murieron en el combate. También han afirmado que los ejecutores del ataque salieron de la mezquita principal de la ciudad lo que indica que el atentado llevaba el sello tunecino. Sin embargo el cierre de la frontera con Libia anula esta última idea e impone, por lo tanto, una visión distinta del tema. Por otra parte hablar de “wilaya”, como ha hecho el presidente Qaed Sebsi, o de “emirato” como ha hecho el primer ministro Habib Essid es una exageración de lo sucedido.

(…)

El enfrentamiento jordano con personas que, según la versión de las autoridades del país, se estaban preparando para cometer sangrientos atentados contra objetivos civiles y militares, y que acabó con la muerte de un oficial y de siete miembros del Estado Islámico (Daesh), fue el primer combate de los aparatos de seguridad jordanos con ese grupo dentro del territorio, y tuvo características muy similares al ataque de Ben Gardán. El enfrentamiento se produjo  en un barrio pobre y marginal ubicado en los márgenes del campo de refugiados palestinos de Irbid, lo que apunta a una relación de “retroalimentación” entre el extremismo terrorista y la pobreza, la marginación y la exclusión (…).

Uno de los datos más importantes de estos dos ataques es que los ejecutores eran locales lo que indica que hay un caldo de cultivo social y político tanto en Jordania como en Túnez. Y aunque no se puede negar la participación de elementos sirios y libios en los dos ataques, las raíces de los atentados estaban presentes en ambos países que han hecho frente, cada uno a su manera, a la oleada de violencia sin lograr atajarla de forma eficaz. Las soluciones policiales son necesarias y útiles en estos momentos, pero la crisis es mucho más grande de lo que creen los servicios de inteligencia.

Si necesita una traducción de este artículo, puede solicitarla en el siguiente correo electrónico: contacto@fundacionalfanar.org

Pueden consultar más de 170.000 artículos de prensa árabe en español en el Fondo documental Al Fanar

Viñeta de Willis from Tunis

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp
[crp

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Al Fanar en la redes​