Skip to content

EDITORIAL. ¿Qué está pasando en Jordania?

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp

Omar Abdalat

Al Quds al Arabi, 30/05/2016

Jordania vivió ayer un acontecimiento importante: la disolución del gobierno y del Parlamento (que debería haber sido disuelto en enero de 2017) y el nombramiento del exministro de Exteriores Hani al Mulqui como primer ministro, lo que supone elecciones anticipadas según la nueva ley electoral, una ley que, según lo esperando, garantizará  una representación mayor y más variada de todo el electorado jordano.

La disolución anticipada del gobierno y el Parlamento y el avance hacia nuevas elecciones generales significa que el monarca (y el conjunto de las instituciones responsables de la toma de decisiones que le rodean) ha decidido que el gobierno disuelto ha agotado su misión tras lograr mantener equilibrios políticos locales y exteriores precisos en una coyuntura muy espinosa.

Voces críticas con la gestión llevada a cabo por el ex primer ministro, Abdalá al Nusur, en los expedientes económicos, el empeoramiento del nivel de vida de la población y la carga tributaria sobre los ciudadanos, además de las estrechas relaciones con algunos países vecinos, son todos ellos factores que han contribuido al anuncio repentino del fin del gobierno de Al Nusur.

Por otra parte, la decisión significa que es el momento adecuado para realizar cambios en las instituciones legislativas y ejecutivas, una decisión que en una coyuntura árabe tan compleja, no será exclusivamente local, puesto que sus repercusiones no se quedarán solamente en Jordania.

(…)

Pero el acoso continuo a la corriente del islam político en Jordania (que representan los Hermanos Musulmanes así como los disidentes del grupo) no parece armonizar con esos grandes pasos hacia la democratización del reino, como el de la aprobación de la nueva lectoral que hace que los ciudadanos tengan esperanza en un proceso electoral transparente y en la posibilidad de una mayor representatividad democrática (…) y abre un interrogante sobre la prudencia de hacer que impere el factor securitario sobre el político, pese a que este último es más importante y menos peligroso a largo plazo.

Si necesita una traducción de este artículo, puede solicitarla en el siguiente correo electrónico: contacto@fundacionalfanar.org

Pueden consultar más de 170.000 artículos de prensa árabe en español en el Fondo documental Al Fanar

Viñeta de Omar Abdalat

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp
[crp

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Al Fanar en la redes​