Skip to content

EDITORIAL. Una peligrosa mezcla saudí-estadounidense

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp

Saad Hayu, Al Mudun

 

Al Quds al Arabi, 20/11/2017

 

Desde el último encuentro de Mohamed Ben Salmán, heredero al trono saudí, y Jared Kushner, asesor del presidente Trump, el pasado mes de octubre, en la región no han dejado de sucederse acontecimientos muy graves que comenzaron con la gran campaña de “limpieza” de príncipes y responsables saudíes adinerados, y siguieron con la dimisión del primer ministro libanés Saad Hariri (que significó un violento ataque contra Hezbolá) y los rumores de su detención en Riad que provocaron una serie de condenas internacionales que finalmente provocaron su salida a Francia; a esto hay que añadir el bloqueo que están sufriendo los puertos en Yemen y que podría causar una catástrofe humanitaria.

 

La apertura de esos frentes internos y externos por parte de esos dos aliados contribuye al agravamiento en otros frentes, como está sucediendo ahora en el caso palestino debido a que la Administración de EE.UU. ha trasmitido a las autoridades palestinas su intención de cerrar la representación de la OLP en Washington, o como la intensificación por parte del régimen sirio y de su aliado ruso de los bombardeos sobre la zona Guta (Damasco), que es controlada por Yaish al Sham, una facción pro-saudí, lo que significa que Riad se ha desentendido de su aliado, o que el régimen sirio y Moscú hacen frente a la escalada de Riad atacando a los grupos pro-saudíes.

 

La relación personal y no pública de Kushner y Mohamed Ben Salmán dan cobertura estadounidense a políticas polémicas y por eso habría salido el propio Trump en persona a defender lo que en Arabia Saudí llaman “una campaña anticorrupción” alegando que los detenidos “se han tragado las riquezas del país durante años”, aunque mantuvo un silencio absoluto sobre los rumores de detención de Hariri, lo que significa que está completamente de acuerdo con la agenda bilateral Kushner-Ben Salmán, aunque no está claro aún si todo lo sucedido es una directriz del presidente estadounidense o una propuesta de Kushner o un plan del heredero al trono saudí al que primero el asesor y luego el presidente habrían dado el visto bueno y los porqués de todo esto.

 

Si necesita una traducción íntegra de esta entrevista, puede solicitarla en el siguiente correo electrónico: contacto@fundacionalfanar.org

Pueden consultar más de 170.000 artículos de prensa árabe en español en el Fondo documental Al Fanar

 

Viñeta de Saad Hayu para Al Mudun

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp
[crp

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Al Fanar en la redes​