Skip to content

El extremismo bajo el régimen de Al Sisi: Sus políticas represivas han empeorado el problema

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp

Abdalá

Jalil al Anani

Foreign Affairs, 08/01/2017

Quienes busquen evidencias del ascenso de de la radicalización islamista en Egipto bajo el régimen represivo del presidente Abdelfattah al Sisi, deben ir más allá del atentado de la iglesia copto-ortodoxa de El Cairo en diciembre de 2010. El atentado, reivindicado por el Estado Islámico (también conocido como ISIS en sus siglas en inglés) mató a 25 personas y dejó cerca de 50 heridos. Mahmud Shafiq Mohamed Mustafa (22 años), el presunto suicida, había sido detenido en 2014 por las fuerzas de seguridad egipcias junto a uno de sus compañeros de clase cuando pasaban por una protesta de la oposición. Fue torturado y pasó un año en la cárcel sin cargos por un delito real, según uno de sus abogados. El camino de Mustafa hacia la radicalización pone de manifiesto la facilidad con la que los extremistas invierten las políticas represivas de Al Sisis para conseguir apoyos entre la juventud egipcia.

Aunque expertos en temas políticos y sociales han debatido ampliamente la causalidad entre la represión y la radicalización, hay muchos ejemplos que demuestran que ambos fenómenos tienen relación en los casos de Argelia, Chechenia, Egipto y Libia. En casos como China, Kazajistán y el Iraq de Saddam Husein, algunos académicos han encontrado que una dura represión puede reducir disidencia y rebelión, pero en otros casos, como el de Egipto, provoca un comportamiento radical y violento.

Egipto tiene un largo historial con el terrorismo y la violencia política desde comienzos de los 90  hasta finales de esa década, no obstante, ahora ha alcanzado niveles nunca vistos en dos décadas. Desde la llegada de Al Sisi a la presidencia en 2014, los terroristas han bombardeado edificios de la seguridad, ha asesinado oficiales de rango y a personal militar, ha destruido vehículos militares y ha secuestrado y ejecutado a soldados y civiles. Según diferentes informes documentados, el número de heridos y ataques ha crecido como la espuma en los últimos dos años. Según el Global Terrorism Index, el terrorismo ha alcanzado sus niveles más altos en el país desde el año 2000: “En 2015 ha habido 662 muertos lo que representa un aumento del 260% con respecto a 2014. Entre el año 2000 y el 2012 el año que más muertes registró fue 2005 con 92”.

(…)

Viñeta de Abdalá para el diario egipcio Al Masri al Yaum

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp
[crp

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a nuestros boletines

Al Fanar en la redes​