Skip to content

El objetivo de Moscú es imponer los arreglos en la región con sus condiciones

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp

Al Hayat, 09/10/2015

Raguida Dergam

Una semana después de que dieran comienzo las operaciones militares rusas en Siria, ¿dónde está EE. UU., la UE y los países árabes? ¿Qué va a pasar?

Rusia considera que EE. UU. está en una situación de debilidad y de recesión infraestructural, y que tiene una oportunidad que pocas veces se presente: la administración estadounidense ha decidido no meterse en los conflictos de Oriente Próximo y sí retirarse voluntariamente (…).  Moscú tiene claro que Washington le ha dado luz verde en Siria (…). Lo que a Rusia le importa es la oportunidad histórica que se le presenta para trazar una nueva geografía de su papel político en Oriente Próximo a través de Siria. Se está creando un eje o varios ejes en Oriente Próximo bajo el mando de Moscú, que quiere dirigir los arreglos políticos de las crisis regionales de acuerdo a sus condiciones (…).

Moscú quiere hacer participar al régimen de Al Asad en el futuro sirio. Y está interviniendo militarmente, en asociación con ese régimen, para fortalecer a Al Asad y que sea parte del poder en la Siria de mañana sea cual sea la fórmula que adopte. Moscú ejecuta la estrategia de la salvación y de empoderamiento de Al Asad para que sea una baza fuerte en sus negociaciones futuras con Washington y las capitales árabes y europeas. Nadie sabe, excepto el Kremlin, si la estrategia rusa de fortalecimiento de Al Asad tiene como fin salvar al régimen de Damasco pero sin él, es decir, prescindiendo de él, o defendiéndole pase lo que pase.

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp
[crp

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a nuestros boletines

Al Fanar en la redes​