Skip to content

El proyecto COCO reúne a 25 jóvenes de toda España para trabajar contra los odios cotidianos

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp

Yo no soy racista, pero… Ni machismo ni feminismo, igualdad. Vas sucio como un gitano. Las musulmanas son todas sumisas. No habría homofobia si los gays fueran de otra manera. Es muy bonita, pero estaría mejor si bajara de peso… ¿Te suenan estas palabras? Seguro que sí. La discriminación está a la orden del día. Todas las personas discriminamos en mayor o menor medida. Es complicado no hacerlo cuando creces en un sistema que estructuralmente es hetero-patriarcal, machista y racista… Pero aléjate de las excusas y no discrimines. ¿La clave para no hacerlo? La educación.

A partir de la radical idea de que la educación es la herramienta para conseguir una sociedad en igualdad y más justa para todas las personas, nace ‘COCO: contra el odio cotidiano’. Este proyecto está dirigido a crear una estrategia nacional de educación y sensibilización contra la incitación al odio y los delitos motivados por prejuicios, tanto online como offline. Y recientemente ha tenido lugar en Lorca (Murcia) la formación de formadores/as. Una semana intensa de encuentro, diálogo, descubrimiento y muchos aprendizajes colectivos.

Un total de 25 jóvenes de toda España se han reunido para trabajar contra los odios cotidianos. Jóvenes con perfiles muy diversos: del ámbito universitario, sector social, mediadores culturales, del colectivo LGTBIQ… Jóvenes con una gran motivación por conservar y promover lo mejor del mundo, que como decía Eduardo Galeano es “la cantidad de mundos que contiene”.

Los días de formación han tenido como objetivo la construcción de competencias y la adquisición de herramientas educativas y de sensibilización para trabajar dentro y fuera de las aulas. Además, se ha creado una red de apoyo para trabajar de forma coordinada durante los próximos meses.

Los y las jóvenes aprendieron, a través de diversas metodologías prácticas, cómo reconocer los odios cotidianos, sus propias actitudes discriminatorias y cómo actuar y crear estrategias para enfrentarlas. Además, descubrieron herramientas de educación no formal, narrativas alternativas de comunicación y cómo generar campañas de sensibilización.

A nivel colectivo ha sido una experiencia muy enriquecedora. ‘La experiencia ha sido realmente maravillosa, los formadores nos han llenado de pautas y herramientas para el desarrollo de los talleres. Compartir con personas de diferentes culturas fue muy enriquecedor. Todos salimos con nuevos conocimientos y con toda la ilusión de desarrollar el proyecto COCO’, señaló  Angie Dahiana, formadora de Valencia.

Para seguir toda la actualidad del proyecto, financiado por el programa de Derechos, Igualdad y Ciudadanía (REC) de la Unión Europea, puedes seguir en redes sociales el hashtag #ContraElRacismoCotidiano y a través de este video realizado durante la formación con testimonios y reflexiones de los participantes. 

 

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp
[crp

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Al Fanar en la redes​