Skip to content

La peligrosa vida de los caricaturistas

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp
Caricaturistas_Hani Abbás
Viñeta de Hani Abbás para la página electrónica Al Mudun

Jonathan Guyer

Publicado originalmente por Guernica

 

Al sarcástico Yaacob Sannu, un judío egipcio de raíces italianas, se le atribuye el haber ilustrado el primer cómic árabe para la revista egipcia satítica Abu Naddar (El de las gafas) que él mismo fundó en Egipto en 1877. Activista anticolonial, periodista y escritor de ficción, su visión irreverente del mundo y sus burlas del líder egipcio el Jedive Ismael le obligaron a exiliarse, con copias de su cómic aún disponibles en Egipto solo después de que llegaran de contrabando desde Francia.

 

Viñeta de Habib Haddad con motivo del atentado contra la redacción de Charlie Hebdo
Viñeta de Habib Haddad con motivo del atentado contra la redacción de Charlie Hebdo

Una tensión similar entre caricaturistas y las autoridades perdura hasta hoy en día en la región. De hecho, los caricaturistas de Oriente Próximo han sido castigados por manifestar audaces puntos de vista en sus ilustraciones. En Egipto, Palestina, Siria y Turquía, los cómics contra los poderosos han sido contestados con violencia. A lo largo de la región cada Estado posee leyes que restringen la libertad de expresión y los artistas bordean esos parámetros impuestos a capricho. Los caricaturistas nunca saben si ha ido demasiado lejos hasta que se enfrentan a una reacción violenta.

 

Extracto del cómic Los 99
Extracto del cómic Los 99

Los contraataques llegan desde las instituciones del Estado, los frentes pro-gubernamentales, los grupos de apoyo religiosos, las redes terroristas, entre otros. Gobiernos y extremistas (tanto seculares como religiosos) hacen un seguimiento de las redes sociales en busca de arte ofensivo. El pasado otoño, Daesh lanzó amenazas de muerte contra el artista de cómic kuwaití Naif al Mutawa, creador de Los 99, una popular serie que explora los noventa y nueve atributos de Dios en el Corán, cada uno a través de un singular super-héroe. Pero no solo Daesh ha amenazado a artistas. La blasfemia es un cargo legal que los caricaturistas árabes han evitado desde hace años.

 

Seguir leyendo 

 

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp
[crp

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a nuestros boletines

Al Fanar en la redes​