Skip to content

La seguridad tunecina y el proceso de transición democrática

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp

Tawfiq Omrane

El aumento de las protestas en Túnez desde mediados del mes pasado pone de manifiesto la profundidad de la crisis crónica social y económica del país. También desvela que nada ha ido a mejor en la relación entre la Policía y el pueblo desde la revuelta de 2011. El “Estado de seguridad” creado por el entonces presidente Zain al Abidín Ben Ali, no sobrevivió a su destitución pero el sector de la seguridad, que engloba los diferentes cuerpos de Policía, los aparatos de la seguridad interna y las ramas aduaneras, sometidas al control del Ministerio del Interior, resistió los posteriores intentos para estructurarlo o reformarlo. El Ministerio está controlado por redes en la sombra de responsables y sindicatos de la policía que compiten entre sí, y que se comportan como “grupos de presión” o “clanes” que trabajan por intereses al margen mientras confirman su independencia del Gobierno nacional.

Cinco años después de la revuelta de 2011 ha llegado el momento de que el Gobierno tunecino se haga con el mando del Ministerio del Interior a través de un proceso de transición propio. Se perdieron oportunidades anteriores y como consecuencia de ello el sector de la seguridad ha recuperado sus malos hábitos. Los aparatos de la Policía y la seguridad siguen empleando la fuerza excesiva contra los manifestantes y entran en las casas amenazando con armas, especialmente en las zonas de bajos ingresos y en las áreas periféricas. Los oficiales asedian de forma periódica los tribunales en los que son juzgados sus compañeros por el uso ilegal de la violencia contra los ciudadanos. Además varias ramas de la seguridad están implicadas en el contrabando fronterizo y usan el chantaje para proteger la economía sumergida. Los policías y los activistas que critican al sector de la seguridad son intimidados y detenidos bajo cargos de difamación y “empleo de palabras obscenas”, y como han informado detalladamente hace poco Human Rights Watch y Amnistía Internacional, la tortura no ha cesado en los centros de detención de la Policía.

(…)

Si necesita una traducción de este artículo, puede solicitarla en el siguiente correo electrónico: contacto@fundacionalfanar.org

Pueden consultar más de 170.000 artículos de prensa árabe en español en el Fondo documental Al Fanar

Viñeta de Tawfiq Omrane

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp
[crp

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Al Fanar en la redes​