Skip to content

La verdadera historia del pescadero triturado en Marruecos

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp

Amyad Rasmi_Mohsen

Aisha Belhach (periodista e investigadora en DDHH)

Al Safir, 10/11/2016

En cuanto se puso en circulación el vídeo de la muerte del joven Mohsen Fikri ardieron las redes sociales y se anunciaron movilizaciones en ciudades marroquíes para protestar contra su terrible destino. La congestión social alcanzaba niveles máximos desde las manifestaciones del Movimiento del 20 de Febrero.

Mohsen era un joven humilde sin oportunidades de trabajo y con un diploma en pesca marítima, que no encontró otra forma de ganarse la vida que vendiendo pescado. Pidió prestada una cantidad de dinero que luego iba a devolver a plazos para comprar una gran cantidad de pescado y venderlo. Pero como es temporada de paro biológico del emperador, los agentes de aduanas echaron el alto al camión en el que transportaba el pescado. En un primer momento los agentes permitieron que se moviera con el camión dentro del puerto, lo que plantea muchos interrogantes sobre las condiciones en las que se trabaja en el puerto, y que son el motivo principal de lo que le sucedió a Mohsen aquel día.

(…)

Las infracciones van desde la indulgencia con la pesca en época de paro biológico, al no aplicar la ley a quienes pescan en esos periodos, a permitir que un barco atraque en el puerto con el visto bueno de las autoridades sanitarias al emperador, cuya pesca está prohibida. De igual modo se permitió la llegada del vehículo de Mohsen que no cumplía con los requisitos para cargar una cantidad de pescado que está prohibido capturar sin control.

Mohsen y sus compañeros se pasaron horas negociando para que les devolvieran el pescado decomisado, pero sus intentos fracasaron ante la insistencia de los responsables que dieron órdenes de que la carga fuera destruida. Entonces a Mohsen no le quedó otra que subirse al camión de la basura que estaba a punto de destrozar su mercancía (…).

El término “hogra” (que viene del verbo ihtiqar que significa menospreciar), es decir, “opresión” ha vuelto a estar presente en los lemas de las manifestaciones de los jóvenes que salieron a la calle en distintas ciudades de Marruecos. El concepto “hogra” entra a formar parte junto a otros conceptos como el clientelismo, el totalitarismo, el soborno, el nepotismo, al diccionario de la tiranía en el campo de la injusticia social y de las protestas de los jóvenes de Marruecos por una situación asfixiante.

La transformación política, civil y socio-demográfica en las sociedades de la globalización, ha generado un abrumador sentimiento de exclusión y de injusticia resultado de prácticas discriminatorias de sectores determinados de la sociedad. Esto ha provocado una gran congestión entre los jóvenes, principales damnificados por cualquier fallo social y por las diferencias sociales cada vez mayores que afectan en gran medida a su futuro, a sus sueños con una vida digna.

No hay que olvidar tampoco la situación histórica congestionada de la zona (del Rif) que ha entrado en conflicto con el Majzen en varias ocasiones, y sobre la que ha sido ejercida la violencia.

Si necesita una traducción de este artículo, puede solicitarla en el siguiente correo electrónico: contacto@fundacionalfanar.org

Pueden consultar más de 170.000 artículos de prensa árabe en español en el Fondo documental Al Fanar

Viñeta de Amyad Rasmi

 

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp
[crp

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Al Fanar en la redes​