Skip to content

Marruecos: fin de la narrativa de la transición democrática

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp

Buali_Hespress

 

Lakum, 24/10/2017

Mohamed Ahmad Bennis (escritor marroquí)

 

Un estado de desinterés mezclado con el decaimiento reina en un amplio sector de la sociedad marroquí, sobre todo en la clase media, tras los cambios dramáticos sufridos por la escena política nacional desde las elecciones legislativas de hace un año, pasando por la destitución de Benkirán del cargo de presidente del gobierno y el nombramiento como su sustituto de Al Ozmani, y llegando a toda esa falta de claridad que rodea al expediente de Hirak al Rif decenas de cuyos miembros siguen aún detenidos. A esto hay que añadir la debilidad del actual gobierno y la confusión y el pánico desencadenados por el último discurso de Mohamed VI entre las élites política y administrativa.

 

Estos cambios son reflejo de una realidad dolorosa, y también costosa: Marruecos ha perdido otra vez la oportunidad de una transición democrática que rompa con al totalitarismo, el control, el autoritarismo, la corrupción y el rentismo, que ponga al país en el camino de un desarrollo equilibrado, de un gobierno democrático levantado sobre el vínculo entre la responsabilidad y la rendición de cuentas.

 

(…)

 

El fracaso de la transición democrática en Marruecos era previsible, tanto con Yusfi como con Benkirán, no solo por la naturaleza autoritaria tradicional del régimen, por la falta de proyecto político y social integral al margen de las agendas de la elite o por el papel internacional y regional de quienes actúan en este contexto, sino también por la falta de calendario para las distintas fases que hay que pasar para llegar a la orilla segura de la democracia, y esa agenda implica complicaciones políticas y sociales considerables.

 

No es posible lograr una transición democrática sin una base económica y social que haga realidad unos mínimos de desarrollo, y esto es lo que se les pide a los partidos políticos, a la elite y a la administración, que pueden ser eficaces a la hora de proponer proyectos socioeconómicos y hacer un seguimiento de su ejecución como vía para reducir las diferencias existentes entre individuos, comunas y regiones.

 

(…)

 

Si necesita una traducción íntegra de este artículo, puede solicitarla en el siguiente correo electrónico: contacto@fundacionalfanar.org

Pueden consultar más de 170.000 artículos de prensa árabe en español en el Fondo documental Al Fanar

 

Viñeta de Buali para la página electrónica Hespress

 

 

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp
[crp

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a nuestros boletines

Al Fanar en la redes​