Skip to content

Punto de vista: artículo de Mustafa al Moatasim sobre la teoría del efecto dominó local en Marruecos

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp

Emad Hayyach_Rif

 

Mustafa al Moatasim

 

Lakum, 24/03/2018

 

La teoría del efecto dominó es una teoría política que nació durante la guerra fría, más concretamente en la guerra de Vietnam, y se basa en el principio de que si el régimen de gobierno de varios Estados se asemeja, cualquier cambio en el régimen de uno de ellos provocará cambios consecutivos en el resto de regímenes (…)

 

¿Tiene esta teoría una aplicación local?

 

Yo creo que sí. Lo que está sucediendo en nuestro país desde la muerte de Mohsen Fikri en Alhucemas es la traducción práctica de esa teoría a nivel local: las protestas en Alhucemas, las protestas de los sedientos en Zagora, las protestas de Yerada, las de Rashidiya, etcétera.

 

Las protestas que se trasladan de un lugar a otro son una señal de que hay una congestión social que abarca todo el territorio nacional, y de la necesidad de darse prisa para encontrar soluciones a los problemas sociales porque Marruecos, de norte a sur y de este a oeste, está sentado sobre un barril de pólvora que pasa la presión de unas zonas a otras, pero que podría explotar de forma global en cualquier momento y por cualquier chispa. Creedme, la Historia nos enseña que nadie puede determinar la química de las revueltas, cuándo van a producirse, por qué van a estallar. Un pueblo se puede levantar por la bofetada de un policía a un ciudadano, como sucedió en Túnez, y puede no moverse por carnicerías colectivas y crímenes contra la humanidad.

 

El camino hacia el desarrollo tomado por Marruecos hace décadas ha pasado por muchas dificultades, problemas y fallos que han derivado en esta situación social tensa pero ha llegado el momento de buscar una alternativa de desarrollo, un camino que conduzca a un desarrollo auténtico; ha llegado el momento de pensar en Marruecos de forma colectiva para llegar a soluciones viables dentro de las posibilidades con las que contamos: la solución política a través del apoyo a la opción democrática;  la solución económica a través de la adopción de opciones económicas que minimicen las diferencias sociales, reanimen el mercado laboral y mejoren el clima de inversión; la solución política y por último la dimensión securitaria como garante de la seguridad del país, de sus ciudadanos y sus propiedades.

 

En cuando a la dimensión securitaria quiero hacer una pregunta no solo al gobierno marroquí sino a todos aquellos que estén interesados por los acontecimientos precipitados que interaccionan en nuestro país: La opción securitaria, que funcionó a la hora de frenar las protestas en Alhucemas, ¿puede acabar con el sentimiento de injusticia y marginación de los ciudadanos de esa zona? La solución securitaria es necesaria, pero si se toman simples medidas que solucionen los problemas sociales, no hay necesidad de recurrir a ella muchas veces.

(…)

 

Viñeta de Emad Hayyach para Al Arabi al Yadid

 

Si necesita una traducción íntegra de esta entrevista, puede solicitarla en el siguiente correo electrónico: contacto@fundacionalfanar.org

Pueden consultar más de 170.000 artículos de prensa árabe en español en el Fondo documental Al Fanar

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp
[crp

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Al Fanar en la redes​