Skip to content

Salim Zerruki, autor de 100% Bled: “He hecho este cómic para hablar de temas que se evitan”

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp

foto markuki

Salim ZerrukiFoto : DR

 

Publicado por ActuaBD, 08/03/2018

 

Publicado el pasado 15 de marzo en las editoriales Encres de nuit (Francia) y Lalla Hadria Editions (Túnez), 100% Bled, cómo deshacerse de nosotros para conseguir un mundo mejor (100% Bled , Comment se débarrasser de nous pour un monde meilleur es el título original) es el nuevo cómic de Salim Zerruki. La primera pregunta es quién es ese nosotros. Nosotros, los árabes. Pero el subtítulo también podría ser Cómo un autor argelino destruye uno a uno todos los clichés racistas antiárabes con un sarcasmo ácido. Le entrevistamos a raíz de su participación en la feria del libro de París.

 

¿Nos podría contar su recorrido?

 

Empecé a dibujar en el instituto, lo que me llevó a estudiar en la escuela de Bellas Artes de Argel, en la especialidad de diseño gráfico. Me atrajo la facilidad y comodidad de un salario fijo, por lo que me perdí durante diez años en la publicidad, un mundo en el que no era yo. Pero nunca dejé de dibujar, de crear personajes, ni de escribir diálogos, aunque me los guardaba siempre en mis cajones.

 

En 2012 creé mi primer blog de caricaturas, Yahia Bulahia, un personaje comprometido y controvertido para contrarrestar con humor el ascenso islamista en Túnez. Fue el catalizador. A partir de ahí, en 2013 subí mi primer mini-cómic a ese mismo blog y en 2014 creé un segundo blog de humor universal, más suave pero sutil, ta7richa, hecho de ilustraciones de objetos cotidianos que mezclan humor y poesía. A partir de esa fecha, dejé la publicidad para dedicarme definitivamente a mi carrera artística. Me uní al colectivo de autores de cómic tunecinos “lab619”, y realicé varias exposiciones colectivas e individuales antes de sumergirme en la creación de 100% Bled.

 

 

Imagen de 100% Bled , Comment se débarrasser de nous pour un monde meilleur

 

¿Cuáles son sus referencias en términos de humor?

 

De joven empecé con mis compatriotas argelinos: el gran autor de cómic Aider Mahfud y el talentoso caricaturista Ali Dilem. Después, leí muchos cómics franco-belgas, entre ellos los grandes clásicos como Peyo, Roba, Franquin y, en especial, Uderzo.

En esa misma época, mi padre me traía de España el suplemento de cómics de El país, que publicaba viejas viñetas españolas. Aunque no hablase español, entendía a través  de los dibujos muchos gags visuales. Dibujé mucho de Alfonso Azpiri. De hecho, de joven, para mi primer cómic, copié todo el decorado de El bosque de Lump. También Mordillo me marcó mucho y lo sigo considerando uno de los mejores del mundo. Para terminar, creo que trabajar en publicidad me ha enseñado mucho acerca de la estructura de la imagen en sí.

 

En cuanto al humor, hay que saber que en el Magreb, mofarse de uno mismo es una especie de inmunidad que adquirimos al nacer. Quien me transmitió ese humor fue mi padre, que ya de por sí era un auténtico show. Me influyó además el humorista argelino Fellag, pero también Dilem, les Robins des Bois de Canal+, los dibujos animados satíricos estadounidenses como Los Simpson o South Park. Y finalmente, citaría Brassens por ese humor tan fino.

 

¿De dónde le viene la idea de 100% Bled?

 

La idea de este cómic, que prefiero llamar Cómo conseguir un mundo mejor deshaciéndose de los árabes (sic) y no 100% Bled, me surgió en Cannes en 2015 cuando me presenté al festival de publicidad. Al llegar a Cannes ¡boom! El choque de civilizaciones. Vi un mundo niquelado, limpio, bello, organizado, estético, perfecto, incluso sabiendo que Cannes no es más que un escaparate. Me puso realmente triste darme cuenta de la brecha que separa nuestras dos civilizaciones (llamar a lo nuestro civilización, es demasiado). En este momento me dije: “¡Qué bien estarían sin nosotros, los árabes! Solo servimos para dar por saco…” y ¡así nació la idea del título!

 

¿Un autor de cómic lo tiene fácil para publicar en Túnez, en el Magreb?

 

Empiezo por Túnez. Sinceramente, con mi primer cómic no tuve ningún problema. Se lo envíe a dos editores. Estoy todavía esperando la respuesta del primero. O bien murió o bien pensó que no era muy importante contestar a los emails. El segundo en seguida me dijo que sí.

 

En Argelia, hay una editorial especializada en cómics que publica bastantes autores de cómic argelinos, así que imagino que no será tan difícil. De Marruecos no sé nada.

 Imagen de 100% Bled , Comment se débarrasser de nous pour un monde meilleur

 

Usted practica un humor sarcástico. ¿Es su segunda naturaleza?

 

No, es mi primera.

 

¿Existe un humor árabe, al igual que se habla de humor judío?

 

Primero, para aclarar las cosas: NO SOY ÁRABE, soy MAGREBÍ. Y segundo, metiendo un árabe y un judío en la misma frase… ¿quieres meterme en problemas o qué? Es broma (risas).

 

Cada sociedad tiene su humor, es natural para todos excepto para los alemanes (risas). Nosotros los magrebíes nos reímos mucho de nosotros mismos, está en nuestros genes. Sinceramente, ¿no es humor tener un presidente moribundo que se prepara para su quinto mandato? O en Túnez, ¿no es humor que la policía de medioambiente vaya en todoterreno?

 

Usted no evita temas delicados como la arabidad, la religión o la sexualidad. ¿Son temas que se pueden abordar con humor en su país? ¿Cómo se toma la sociedad este tipo de humor?

 

Precisamente he hecho este cómic para hablar de temas que se evitan. Diría que todo depende de la persona con quién bromeemos, pero es verdad que la religión sigue siendo un tema muy delicado, a no ser que sea la religión de otro (risas).

 

Sin embargo, hay poca política en sus viñetas. ¿Es peligroso?

 

No hay política o muy poca, simplemente porque no era el objetivo de este cómic. Solamente quería tratar temas sociales, nada más. Pero tal vez sea el argumento de otro cómic; ¡no será por falta de material en el Magreb!

 

Imagen de 100% Bled , Comment se débarrasser de nous pour un monde meilleur

 

Einstein dijo: “Es más fácil partir un átomo que destruir un prejuicio”. Usted se basa mucho en los clichés sobre los árabes. ¿Es importante tomarla con los clichés?

 

Sí, pero cuando Einstein dijo eso, hablaba de los occidentales. Nosotros, los árabes, primero tenemos que descubrir el átomo para poder partirlo. No lo llamaría clichés, diría que son verdades. Sería demasiado pretencioso por mi parte querer cambiar las cosas con un cómic, pero por lo menos hablo del tema, abro el debate y hago que se tome consciencia. ¡No es un mal inicio!

 

¿Cree usted que Occidente tiene un problema con los árabes?

 

Como explico en las “Instrucciones de uso”, no hablo de los árabes, sino de los magrebíes.

 

¿Que si Occidente tiene un problema con los magrebíes? Creo que no, no específicamente con los magrebíes. Occidente se aprovecha de las debilidades de otras sociedades o culturas que están menos evolucionadas, lo cual es lógico en un mundo capitalista.

 

¿Y los árabes?

 

¡Que los árabes viven en Oriente Próximo! Yo nunca he estado por allí.

 

¿Tiene esperanza de cambiar las cosas?

 

Por lo menos contribuir a que evolucionen.

 

Entrevistado por Didier Pasamonik (Agence BD)

 

Traducido del inglés Leandro J. Español Lyons en el marco de un programa de colaboración de la Facultad de Traducción e Interpretación de la Universidad de Granada y la Fundación Al Fanar.

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp
[crp

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Al Fanar en la redes​