Skip to content

Significados del regreso del fenómeno de las familias políticas en las repúblicas de Oriente Próximo

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp

Unidad de Transformaciones Internas Regionales del Centro Regional de Estudios Estratégicos (RCSS) de El Cairo

El fenómeno de las familias políticas está proliferando de forma tangible en varias repúblicas próximorientales cuando se preveía su desaparición a raíz de las revoluciones árabes que arrancaron para hacer frente a los escenarios de la sucesión del poder en una misma familia en algunos Estados. Sin embargo, este fenómeno ha regresado con fuerza incluso en el interior de las estructuras de los partidos políticos y de las instituciones.

En el caso de la sucesión en los partidos políticos destaca el caso de Túnez: Hafez Sebsi, hijo del presidente tunecino Bayi Qaed Sebsi, que ha dado pasos en firme para apoyar su papel dentro del partido Nidaa Tunis y dirigir una corriente dentro de esa formación en un intento de imponerse en la dirección de cara al futuro. Esta decisión le arrastró a luchas con otra corriente del partido liderada por su secretario general, Mohsen Marzuqi, (…) y desencadenó la dimisión de 32 diputados de su bloque parlamentario.
Este fenómeno también está presente en los cargos de presidente. En Argelia, el poder del hermano del presidente, Said Butefliqa, ha comenzado a crecer en los últimos tiempos de forma tan notable que algunos ya le llaman el “hombre en la sombra” o el “gobernante de facto” del país, sobre todo a raíz de consolidar su relación con muchas fuerzas de peso en Argelia preparando la etapa posterior al actual presidente, Abdelaziz Butefliqa.
(…)

Varias son las razones de la proliferación y la vuelta del fenómeno de las familias políticas a los países de la región tras los movimientos revolucionarios, entre las que citaremos la fuerza de las viejas familias políticas (…), la debilidad de la nueva elite política (…), el tribalismo del entorno que rodea a esas familias y que permite su influencia (…), la preferencia de los electores por los sucesores de familias históricas que en su opinión poseen experiencia suficiente para ejercer y gestionar la acción política.

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp
[crp

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Al Fanar en la redes​