Skip to content

Túnez y la adopción de una política de reconversión ideológica de los extremistas

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp

Regalo turco

Túnez pretende poner en marcha el primer canal de televisión religioso para contribuir a los esfuerzos contra el extremismo y el terrorismo del Estado. En Túnez hay una gran cantidad de medios de comunicación religiosos privados. El nuevo canal televisivo será el primero dirigido por el Estado. El Ministro de Justicia también ha anunciado un plan para “reformar la mentalidad” de los presos con delitos de terrorismo.

Desde la caída del régimen de Ben Ali en 2011 el país ha sido testigo de un ascenso tangible de las corrientes religiosas extremistas que aprovecharon el clima de la libertad y que las cadenas por satélite no estaban sometidas a un férreo control del Estado. Por otra parte las redes de reclutamiento de combatientes tras las revoluciones árabes contribuyeron a la incorporación de miles de jóvenes tunecinos a los frentes de combate en otros países y a tomar las armas contra el Estado. El nuevo canal tendrá como misión combatir el extremismo y difundir valores de moderación en el islam.

Según un informe de la ONU hecho público el pasado mes de julio, hay más de 5.000 yihadistas tunecinos la mayoría de los cuales combate en las filas del EI-Daesh en Siria e Iraq, y en menor medida con el Frente Al Nusra y otras brigadas islamistas. Los tunecinos también se trasladan en un número considerable a la ciudad libia de Sirte, que se ha convertido en un polo de atracción para miembros del grupo.

El pasado 19 de febrero resultaron muertos más de 40 terroristas, en su mayoría tunecinos, en la ciudad de Sabrata (cercana a la frontera de Túnez) en un bombardeo estadounidense. Según el Pentágono, los terroristas planeaban atentados en Túnez.

Omar Mansur, ministro de Justicia tunecino, anunciaba ayer (16/0372016), que se va a poner un plan de “reforma de la mentalidad” de los presos con delitos de terrorismo en Túnez, en un momento en el que según el responsable de Instituciones Penitenciarias, el extremismo violento ha invadido las prisiones nacionales. Ese plan de reforma consistiría según el ministro en la introducción de personas capacitadas en las cárceles para hablar con los presos e intentar reconducir su forma de pensar.

En las cárceles tunecinas hay 2.000 presos por delitos de terrorismo y detenidos en casos relacionados con el terrorismo según el director general del Instituciones Penitenciarias del Ministerio de Justicia.

Según expertos de seguridad la masificación de las cárceles y el hecho de que las autoridades en la era de Ben Ali pusieran a presos terroristas con presos comunes en las mismas celdas contribuyeron a la proliferación del pensamiento anatematizador en los medios carcelarios. Además, tras la caída del régimen de Ben Ali, hubo una amnistía general de centenares de presos con delitos de terrorismo, entre ellos Saifalá Ben Husein, conocido como Abu Ayyad, y fundador de Ansar al Sharía en Tunez.

Viñeta de Tawfiq Omrane

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp
[crp

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a nuestros boletines

Al Fanar en la redes​