Skip to content

Un futuro mejor merece todo este sacrificio: sobre Sudán, Argelia y la revolución

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp

Emad Hayyach_03.05.2019_Contrarevoluciones

 

 

 

Talal Salmán

Al Quds, 08/05/2019

 

2.

Los pueblos argelino y sudanés están en las calles de las dos capitales y de otras ciudades oponiéndose a la negociación para la repartición del poder que les proponen los militares y se temen que entre en juego el oro árabe corrupto y corrompedor para desviar la trayectoria de la revolución y que se negocie la repartición del poder entre los revolucionarios y los militares a cambio de un soborno dorado que convertiría esa revolución en golpe de estado, y el golpe de estado en un mero cambio de personalidades y en una conspiración contra las plazas para que se queden vacías.

Los pueblos árabes de Argelia y Túnez han vivido gobiernos militares y la connivencia de los regímenes dorados con cualquier dictadura que quite país su identidad, su papel panárabe y el derecho a decidir del pueblo. Todas y cada una de las decisiones tienen que ver con los intereses del país y su derecho al progreso, a la independencia, a desempeñar un papel panárabe (con Palestina como línea central) e internacional, a acabar con el “acuerdo del siglo” que anuncia como una buena nueva el presidente estadounidense Donald Trump para terminar con la causa palestina, retomar el control de la totalidad de la Umma y eliminar su derecho a la autodeterminación, a proteger su identidad árabe por la cual ha pagado con sangre.

Entremos en algunos detalles:

De repente, algunos países árabes del gas y el petróleo repararon en las “relaciones fraternales” (que aquí quieren decir solamente “intereses”) con Sudán sobre todo, y luego con Argelia. Y entonces los mensajeros, ataviados con kufiya y el agal, volaron hasta Sudán a pagar el “precio de la revolución” con miles de millones de dólares.

(…)

También se movilizaron otros regímenes árabes, civiles en apariencia pero militares en lo que a la toma de decisiones se refiere, para mediar entre el Ejército, que intenta heredar el régimen decapitado y mantener sus instituciones, y el pueblo revolucionario que se ha pasado hasta el momento cinco semanas en las calles, hora tras hora, insistiendo y aferrándose a sus reivindicaciones entre las cuales la principal y más peligrosa es el regreso del poder al pueblo y la reconstrucción de la democracia de forma pacífica, evitando el enfrentamiento de los ciudadanos con el ejército.

(…)

 

Viñeta de Emad Hayyach para Al Arabi al Yadid

 

Si necesita una traducción íntegra de este artículo, puede solicitarla en el siguiente correo electrónico: contacto@fundacionalfanar.org

Pueden consultar más de 170.000 artículos de prensa árabe en español en el Fondo documental Al Fanar

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp
[crp

1 Comentario


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a nuestros boletines

Al Fanar en la redes​