Skip to content

EDITORIAL. Sudán: ¿Golpe de estado contra Bashir o contra el pueblo?

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp

Jáled al Baih_Facebook_11.04.2019

Al Quds al Arabi, 12/04/2019

 

El Ejército sudanés destituía ayer a su presidente, Omar al Bashir, tras una oleada de protestas populares que comenzaron en diciembre de 2018 por la subida del precio del pan, y que evolucionaron en manifestaciones continuadas que acabaron en concentraciones cerca de las posiciones del mando del Ejército sudanés porque los manifestantes se dieron cuenta, desde el comienzo de la revuelta popular, del guiño de algunos militares y mandos militares; entre estos estaba el presidente del nuevo golpe de estado, Awad Ibn Auf, quien a comienzos de enero de 2019 dijo que los jóvenes que estaban participando en las protestas tenían “aspiraciones lógica”.

 

Para romper ese puente entre los manifestantes y la institución militar, Omar al Bashir recurrió a poner de su parte al Ejército nombrado vicepresidente a su ministro de Defensa (Awad Ibn Auf) al tiempo que le mantenía en la cartera de Defensa, y cambiando a todos los gobernadores provinciales por mandos del Ejército. También se alejó de su partido en el poder, el Partido del Congreso Nacional, para demostrar que mantenía la misma distancia de todas las formaciones políticas.

 

En las últimas semanas los manifestantes aumentaron las vías de presión del Ejército con concentraciones mayores y percibimos cómo elementos de esa institución protegían a los manifestantes incluso enfrentándose a veces a las fuerzas policiales, lo que ejerció presión sobre los más altos mandos militares: o perdían más soldados y oficiales de bajo rango que simpatizaban con los manifestantes, o intentaban acotar todo el problema sacrificando a Al Bashir.

 

(…)

 

La destitución de Al Bashir era un objetivo importante por el que el pueblo sudanés ha pagado con decenas de muertos y heridos en una revuelta que ha durado cuatro meses, pero el golpe de estado liderado por Awad Ibn Auf no está exento de polémica, ya que es el vicepresidente del país y pertenece a la misma institución militar, policial y política contra la que se han levantado los sudaneses. Cabe recordar que fue jefe de la inteligencia militar y vicepresidente del Estado Mayor sudanés.

 

Artículos relacionados: 

ANÁLISIS. Las protestas en Sudán: factores de continuidad y horizontes

Viñeta del caricaturista sudanés Jáled al Baih (Facebook)

 

Si necesita una traducción íntegra de este artículo, puede solicitarla en el siguiente correo electrónico: contacto@fundacionalfanar.org

Pueden consultar más de 170.000 artículos de prensa árabe en español en el Fondo documental Al Fanar

 

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp
[crp

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a nuestros boletines

Al Fanar en la redes​