Skip to content

¿Reconciliación sin normalización de relaciones? Sudán se ve obligado a reconciliarse, pero su oposición a Israel sigue siendo la misma

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp

Fahd_la trampa de la normalización de relaciones_ARY

Raseef22, 24/10/2020

 

El 23 de octubre Trump anunciaba la firma de lo que ha llamado “un acuerdo de paz”, el inicio de la normalización de relaciones y el fin de décadas de hostilidad entre Sudán e Israel lo que convierte a aquel en el quinto país árabe que normaliza su relación con Tel Aviv de manera abierta y oficial en menos de dos meses tras Egipto (1979), Jordania (1994) y EAU y Bahréin (2020). El pacto, según el anuncio, no impone relaciones diplomáticas completas (no se habla, por ejemplo, de intercambio de embajadores) sino que acuerda el inicio de conversaciones sobre la normalización de relaciones priorizando la economía y el comercio, sobre todo la aviación, la agricultura y la emigración.

 

En Sudán se publicó un comunicado conjunto de Sudán, EEUU e Israel del que informó la televisión pública. El gabinete de Abdalá Hamdok se limitó a decir que la retirada del nombre de Sudán de la lista negra de EEUU significaba abrir la puerta grande al merecido regreso de Jartum a la comunidad internacional, al régimen monetario internacional y a la recepción de inversiones regionales e internacionales.

 

Para Gilbert Achcar, profesor de Relaciones Internacionales en SOAS (Londres), este acuerdo de normalización de relaciones de Sudán e Israel es mucho más importante que el firmado por EAU y Bahréin ya que Sudán nunca ha tenido ninguna relación con Israel, a diferencia de EAU, sin olvidar la densidad de población del país africano, no comparable a la de los dos Estados del Golfo, cuyo acuerdo de normalización generó gran indignación, no así el de Sudán al que se la ha considerado obligado a hacerlo ante la gran presión de Washington y la posibilidad de salir de la lista de “Estados patrocinadores del terrorismo” tras 22 años de sanciones y de desgaste económico. La tasa de inflación del país el pasado mes de agosto era de 167%.

 

Al margen del acuerdo oficial, la oposición a la normalización de relaciones con Israel dentro del país no cesa. El secretario general del partido Al Umma convocaba una reunión extraordinaria de su formación el pasado 24 de octubre para estudiar qué postura adoptar ante el acuerdo alcanzado. El partido ha tildado de chantaje político vincular el hecho de retirar a Sudán de lista negra de terrorismo a la normalización de relaciones con Israel. El presidente del mismo partido, Al Sadiq al Mahdi, amenazó, en un comunicado de prensa datado el 22 de octubre, con retirar su apoyo al gobierno de formación si se decidía normalizar relaciones con Israel.

 

La destacada formación Fuerzas del Consenso Nacional ha atacado la decisión del gobierno de normalizar relaciones con Israel y pide su suspensión por considerar que no respeta la Carta Constitucional que delimita las competencias y los poderes del gobierno y del Consejo Soberano Militar.

 

Se teme que el anuncio del pacto de Sudán con EEUU e Israel sacuda el acuerdo político que permitió que el poder se repartiera entre los militares (Consejo Soberano Militar) y el gobierno civil actual, y que se alcanzó en abril de 2019. Está previsto que la transición (tres años) concluya con la celebración de elecciones en 2022.

 

Cabe mencionar que el presidente egipcio fue el primero en elogiar el pacto anunciado en su cuenta de Facebook.

 

Viñeta de Fahd para Al Arabi al Yadid

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp
[crp

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Al Fanar en la redes​