Skip to content

Tasneem Alsultan, la fotógrafa que documenta la sociedad saudí a través de su objetivo

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp

Naziha Said, Raseef22, 03/05/2020

 

Aceptó el desafío como un camino hacia el éxito persiguiendo sus sueños aunque los demás dudasen de sus capacidades o de la importancia de lo que estaba haciendo, u otros pensasen que esa labor no iba acorde a lo que dictaban las costumbres y las tradiciones. Desde esa posición, la fotógrafa saudí-estadounidense Tasneem Alsultan fue capaz de llegar a todo el mundo y trasladar la imagen de la mujer saudí, y de la mujer del Golfo en general, en muchas de sus circunstancias, desde la imagen tradicional a esa que desafía, se esfuerza y trabaja, que avanza al ritmo de los acontecimientos y que, naturalmente, ama y festeja.

Nacida en Estados Unidos en 1985, es hija de padres saudíes que residían allí para completar sus estudios de posgrado. Posteriormente se trasladaron a Gran Bretaña durante un tiempo por la misma razón, antes de regresar a Arabia Saudí, su tierra de origen. Cogió una cámara de fotos por primera vez cuando tenía nueve años, y desde entonces ama las fotografías espontáneas y se preocupa, como hija de saudíes en el extranjero, por lascuestiones de identidad.

La pasión por la fotografía de Tasneem, quien ha hablado con Raseef22 sobre su trayectoria profesional, sus fuentes de inspiración, y su vida como mujer saudí-estadounidense, la llevó a convertirse en fotógrafa de bodas: “Empecé a hacer fotos en 2010, y no fue una tarea fácil, porque a mí me gustan las fotografías espontáneas, y nosotros en el Golfo no estamos acostumbrados a ese tipo de fotos. Además de capturar recuerdos de ese día para los novios, hay otras historias que atraen mi atención: cómo mira la abuela a su nieta, cómo miran los niños los dulces, los trabajadores en la sala de la fiesta… En cada una de las fiestas descubro historias divertidas y diferentes”.

tasmeem

Alsultan comenzó en el periodismo colaborando con la plataforma Everyday Middle East, que publica imágenes sobre la vida cotidiana en la región. Considera que fue “algo muy bueno para mí”, y posteriormente recibió una beca de estudio y orientación del Programa Árabe de Documentación Fotográfica “Afaq”, por un periodo de 6 meses: “mi proyecto trataba de  romper los estereotipos sobre las mujeres saudíes a través de fotografías de bodas”.

Cuando le preguntamos qué le ha aportado vivir en el extranjero, Tasneem responde: “Como nací en Estados Unidos tengo la nacionalidad estadounidense, y gracias a ello hablo inglés con fluidez y he podido aprender sobre la fotografía que se hace allí. Para los estadounidenses, la fotografía es natural y espontánea, mientras que en el Golfo, la mayoría de las fotografías dependen, al menos en esta época, de los estudios y el Photoshop, con una proliferación de lo artificial en las expresiones y los movimientos.”

Alsultan estudió la carrera de lengua y literatura inglesas en Arabia Saudí, y posteriormente realizó un máster en antropología y lingüística social en la Universidad Estatal de Portland (EE.UU.). Su trabajo final de máster fue sobre “la visión antropológica de las mujeres saudíes residentes en Estados Unidos.”

“Cuando comencé a fotografiar, la gente que comentaba mis imágenes me decía que fotografiaba como los extranjeros, y eso me irritaba, como si la gente quisiera describirte literalmente y admirar tu trabajo porque parecía de extranjeros. Era como si me estuvieran diciendo que mi estilo de fotografía solo sería bueno si fotografiara como los extranjeros, por ese complejo de inferioridad que tenemos los árabes”.

“Desde que estaba en el máster, fue importante para mí investigar temas como la auto-representación, la identidad, el hiyab, el entendimiento cultural, sobre todo porque soy una persona con una tercera cultura, ya que nací en Estados Unidos y tengo nacionalidad estadounidense. No obstante, eso no significa que sea únicamente estadounidense, o que sea más estadounidense que árabe, y por eso me parece importante hablar e investigar sobre el tema de la identidad, y cómo a veces la religión y las tradiciones son más importantes que la forma, la personalidad o la nacionalidad, y son cuestiones que discuto con mis compañeros saudíes, árabes y extranjeros”.

“Esas cuestiones continuaron obsesionándome incluso después de graduarme, porque no encontré trabajo en Arabia Saudí, ya que no podía ser profesora de inglés y saudí al mismo tiempo. Contrataban solo a nativos del inglés y eso no me gustó y empecé a hacerme nuevas preguntas: ¿Quién decide quiénes somos? ¿Los documentos? ¿La nacionalidad? ¿Los orígenes? ¿El ADN?”

Al ser ciudadana de un país del Golfo, y al mismo tiempo tener la nacionalidad estadounidense, consiguió un empleo como profesora en una universidad privada en Bahréin. Permaneció allí durante un año y medio, hasta enero de 2011, cuando se marchó a Emiratos Árabes Unidos.

Durante ese periodo su amor por la fotografía aumentó a medida que su pasión por la enseñanza disminuía. Comenzó a fotografiarlo todo, y entendió que cuando estaba detrás de la cámara también estaba en una posición de poder.

tasmeem 2

 

Seguir leyendo el artículo completo

 

Traducción de Luis Serrano Lora

 

 

Este contenido también está disponible en عربي

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp
[crp

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a nuestros boletines

Al Fanar en la redes​