Skip to content

Mahmoud Abou Zeid, reportero gráfico egipcio de 28 años, encarcelado desde agosto de 2013 por tomar fotografías de la violenta dispersión de la sentada de Rabaa al Adaweya

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp

Amnistía Internacional, 11/10/2016

csm_shawkan_WEB_bb081340ce

El fotoperiodista Mahmoud Abou Zeid, conocido como Shawkan. © KHALED DESOUKI/AFP/Getty Images

Mahmoud Abou Zeid, conocido como Shawkan, reportero gráfico egipcio de 28 años, permanece encarcelado desde agosto de 2013. Su delito: tomar fotografías de la violenta dispersión de la sentada de Rabaa al Adaweya.

El juicio a Shawkan ha sido retrasado una vez más, esta vez hasta el 1 de noviembre. El 14 de agosto hizo tres años de encarcelación injusta.

Durante su detención, Shawkan ha recibido el Premio a la Libertad de Prensa John Aubuchon y también será galardonado con el Premio Internacional a la Libertad de Prensa 2016 del Comité para la Protección de los Periodistas.

Mahmoud Abu Zeid ha negado todos los cargos, pero si es declarado culpable, ¡podría ser condenado a muerte! ¡FIRMA Y COMPÁRTELO URGENTEMENTE!

Tras el derrocamiento de Mohamed Morsi, Shawkan comenzó a tomar fotografías de una gran acampada organizada por los partidarios del ex presidente en la plaza de Rabaa al Adawiya de Ciudad Nasr, en El Cairo, donde fue detenido junto con otras muchas personas.

Shawkan fue golpeado por agentes de policía y soldados durante su primer día de detención y en su trasladado a la prisión de Abu Zaabal: “Tenía mucho miedo, creí que iba a morir. A cada hora, venían y seguían golpeándome con todo tipo de objetos. Posiblemente fueron los peores días de mi vida. Me duele incluso recordarlos.” A su llegada a la prisión de Abu Zaabal lo tuvieron siete horas, junto con otras 49 personas, en un furgón estacionado a pleno sol sin agua, comida ni ventilación: “No podíamos respirar por el calor y la poca ventilación. Todos aguardábamos la muerte”.

En la cárcel su salud se ha deteriorado mucho como consecuencia de la hepatitis C. A pesar de ello le niegan acceso a medicación. Su familia ha apelado al menos 17 veces al fiscal para que lo deje en libertad por razones médicas, en vano.

Amnistía Internacional hace campaña por la liberación inmediata e incondicional de Shawkan, ya que es un preso de conciencia detenido exclusivamente por su trabajo de periodista.

¡Firma!

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp
[crp

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Al Fanar en la redes​