Skip to content

Política de protección y seguridad de menores

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp

Aprobado en reunión de Patronato de la Fundación Al Fanar para el Conocimiento Árabe el 01 de Junio de 2021                                         

 

INDICE DE CONTENIDOS

 

  1. DECLARACIÓN Y DEFINICIONES
  • Misión de la Fundación Al Fanar para el Conocimiento Árabe
  • Enfoque de derechos
  • Estándares internacionales de protección infantil organizacional
  • Definiciones
  • Alcance de la política
  • Instrumentos de la política

 

  1. MANUAL DE INTERVENCIÓN
  • ¿Qué es el manual de intervención?
  • Compromisos
  • Procedimiento en caso de maltrato

 

1.-DECLARACION Y DEFINICIONES

 

Misión de la Fundación Al Fanar para el Conocimiento Árabe

 La Fundación Al Fanar para el Conocimiento Árabe (en adelante Fundación Al Fanar) es una organización sin ánimo de lucro creada en 2012. Con la traducción del árabe, el análisis y los proyectos educativos como herramientas, trabajamos para cumplir estos objetivos: romper estereotipos sobre el mundo árabe y el islam y fomentar sociedades europeas más inclusivas a partir de la educación y de un periodismo europeo más ético.

Nuestras intervenciones educativas dirigidas a menores y enmarcadas en proyectos de sensibilización y de lucha contra los estereotipos, se centran en los siguientes ejes:

  • El respeto a la dignidad de la persona humana y el compromiso con la defensa de sus derechos.
  • Una intervención socioeducativa centrada en la persona lo que se traduce en:
  • El respeto a la libertad y el fomento de la responsabilidad.
  • La atención educativa progresiva que busca promover el desarrollo integral.
  • La escucha activa y promoción de la participación, en tanto que la persona es la protagonista de todo proceso educativo.
  • La promoción de la inclusión social de la infancia y la juventud vulnerable y excluida.

Estas intervenciones se llevan a cabo en un contexto abierto de intercambio mutuo en el que prevalecen los siguientes valores:

  • El respeto por las personas, la aceptación de la diversidad, el respeto a la diferencia, la cooperación y el reconocimiento.
  • La calidad técnica y ética fundamentada en nuestro compromiso con la transformación personal y social de la infancia y la juventud en pro de sociedades más inclusivas.
  • La innovación pedagógica que responda a las necesidades y realidades específicas de la intervención socioeducativa.
  • La transparencia en lo que hacemos.

 

Enfoque de derechos

En esencia, esta Política de protección y de seguridad de menores es conforme con las disposiciones de la Declaración Convención sobre los Derechos del Niño, el primer instrumento internacional que reconoce a los niños y niñas como agentes sociales y como titulares activos de sus propios derechos. El texto fue aprobado por la Asamblea General de las Naciones Unidas el 20 de noviembre de 1989 y entró vigor el 2 de septiembre de 1990. Sus 54 artículos recogen los derechos económicos, sociales, culturales, civiles y políticos de todos los niños. Su aplicación es obligación de los gobiernos, pero también define las obligaciones y responsabilidades de otros agentes como los padres, profesores, profesionales de la salud, investigadores y los propios niños y niñas; Esta política también es fiel a las disposiciones del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos de Nueva York, aprobado por Resolución 2200 (XXI), el 19 de diciembre de 1966.

Los derechos de la infancia se basan en cuatro principios fundamentales:

  • La no discriminación: todos los niños tienen los mismos derechos.
  • El interés superior del niño: cualquier decisión, ley, o política que pueda afectar a la infancia tiene que tener en cuenta qué es lo mejor para el niño.
  • El derecho a la vida, la supervivencia y el desarrollo: todos los niños y niñas tienen derecho a vivir y a tener un desarrollo adecuado.
  • La participación: los menores de edad tiene derecho a ser consultados sobre las situaciones que les afecten y a que sus opiniones sean tenidas en cuenta.

 

Estándares internacionales de protección infantil organizacional

Esta política está diseñada para determinar el marco y las acciones destinadas a cumplir los estándares internacionales de protección infantil organizacional basados en los siguientes principios:

  • Todos los niños y las niñas tienen los mismos derechos de protección frente a posibles daños.
  • Todas las personas tienen la responsabilidad de apoyar la protección infantil.
  • Las organizaciones tienen el deber de cuidar a los niños y niñas con los que trabajan, entran en contacto, o que se ven afectados por su trabajo y operaciones.
  • Si las organizaciones trabajan con socios y socias, tienen la responsabilidad de ayudar a estos a cumplir los requisitos mínimos en materia de protección infantil.
  • En todas las acciones de protección infantil organizacional se tomarán el interés superior del niño y la niña, que es lo más importante.

 

Definiciones

Niño y niña: todo ser humano menor de 18 años de edad, salvo que, en virtud de la ley que le sea aplicable, haya alcanzado antes la mayoría de edad (artículo 1 de la Convención sobre los Derechos del Niño). En este documento, el concepto de adolescente se utiliza también como sinónimo de menor de edad.

Persona en situación de vulnerabilidad: desde una perspectiva genérica, puede definirse como “persona adulta en situación de vulnerabilidad” a toda aquella persona de al menos 18 años de edad o mayor, que por razones de discapacidad, edad, enfermedad, el contexto en el que se encuentra o como consecuencia de la inequidad social, es o puede ser incapaz de protegerse a sí misma de potenciales daños o situaciones de explotación. El marco de referencia es el ofrecido por la Declaración de los Derechos Humanos y en especial y el ámbito de actuación de la entidad, resulta especialmente importante el principio de no discriminación e igualdad de oportunidades.

Buen trato: forma de relación entre las personas basada en el sentimiento de respeto y valoración hacia la dignidad del otro. En referencia a la infancia, supone construir una relación educativa integral sobre las necesidades y potencialidades de los niños.

Maltrato: “todas las formas de malos tratos físicos y emocionales, abuso sexual, descuido o negligencia o explotación comercial o de otro tipo, que originen un daño real o potencial para la salud del niño, su supervivencia, desarrollo o dignidad en el contexto de una relación de responsabilidad, confianza o poder” como define el término la Organización Mundial de la Salud. En esta política contemplamos el maltrato en todas sus formas: maltrato físico, maltrato emocional, abandono y negligencia, y abuso sexual.

Explotación comercial: es explotar a un niño o niña laboralmente o en otras actividades en beneficio de otras personas y en detrimento del desarrollo físico, mental, educativo, moral, emocional y social del niño o la niña. Incluye, pero no se limita a, el trabajo infantil.

Ambiente protector: un ambiente protector es un espacio seguro de participación, expresión y desarrollo para los niños, niñas y adolescentes.

 

Alcance de la política

La presente política y sus instrumentos y herramientas afectan a todas las personas que colaboran con la Fundación Al Fanar, al margen de su relación laboral, y también se aplica tanto a las personas como a las entidades involucradas en todas las actividades organizadas por la entidad.

La Fundación Al Fanar podrá suspender la colaboración con quienes gestionen de manera negligente los casos de maltrato en su seno, ya sea que esta actuación implique a individuos, grupos o a una organización en su conjunto. Así mismo, la Fundación se asegurará de que todos sus colaboradores sean conscientes del objetivo del buen trato, así como de los problemas y los peligros que representa el maltrato de los niños y adolescentes.

 

Instrumentos de la política

Esta Política de protección y seguridad de menores vincula a todas las personas de la Fundación Al Fanar y formará parte de:

  • El contrato que relaciona al trabajador con la Fundación.
  • El acuerdo que relaciona a los voluntarios con la Fundació
  • El convenio de prácticas que relaciona a los estudiantes con la Fundación.
  • El convenio de colaboración que relaciona a otra organización con la Fundación.

Esta política se revisará cada 3 años, a fin de enriquecerla con la experiencia adquirida.

Todas las personas relacionadas con la Fundación Al Fanar tienen la responsabilidad de cumplir y velar por el cumplimiento de esta política. En caso de contar con personal externo o subcontratado, la institución o empresa empleadora será la responsable de dar a conocer esta política y de solicitar tanto la declaración responsable como la certificación negativa del Registro Central de Delincuentes Sexuales y, en su caso, el certificado de antecedentes penales, con el compromiso de facilitar copia a la Fundación Al Fanar para su conocimiento.

 

2.-MANUAL DE INTERVENCIÓN

 

¿Qué es el manual de intervención?

Este manual de intervención define el comportamiento que deben adoptar tanto el personal como las personas colaboradoras en los distintos programas y servicios en el marco de la Política de protección y seguridad de menores de la Fundación Al Fanar.

Este manual aplica los textos internacionales y regionales relativos a la protección de los menores, y concretamente el artículo 19 de la Convención sobre los Derechos del Niño que estipula la adopción de todas las medidas para proteger de modo eficaz al niño “contra toda forma de perjuicio o abuso físico o mental” especialmente mediante informes, investigaciones, seguimientos, medidas de prevención, entre otras, y también considera la intervención de las autoridades administrativas y/o judiciales “según corresponda”.

 

Compromisos

El personal, las personas voluntarias, los y las estudiantes en prácticas y cualquier persona que colabore con la Fundación Al Fanar se comprometerán a:

  1. Promover el respeto a la dignidad de todos los niños, la realización y la protección de todos sus derechos y la búsqueda de su interés superior.
  2. Generar y promover entornos seguros para el desarrollo y bienestar de los niños.
  3. Permitir y favorecer el acceso del niño a la información, tal y como lo garantizan los artículos 13 y 17 de la Convención sobre los Derechos del Niño, así como contribuir al inicio en sus derechos y deberes.
  4. Estar a la escucha de las necesidades y solicitudes de los niños, manteniendo una actitud de respeto y acogida.
  5. Adecuarse a la cultura local que rige las relaciones entre niños y adultos y entre los géneros, en la medida en que estos usos respeten los Derechos del Niño y su dignidad, y no atenten contra su integridad física y psíquica.
  6. Tomar parte activa en las sesiones de programación de las actividades que les serán propuestas.
  7. Proporcionar los cuidados adecuados a los menores que sufren discapacidad, conforme al artículo 23 de la Convención sobre los Derechos del Niño que. Si las características del menor en situación de discapacidad exigen una atención especializada que excede el marco de nuestra misión y actividad, se ofrecerá orientación sobre los recursos ofrecidos por otras organizaciones, públicas o privadas, a fin de lograr una atención oportuna, profesional y digna.
  8. Informar, formar y orientar a los niños y adolescentes sobre las actividades y conductas que puedan constituir una violación de sus derechos o un delito.
  9. Mantener una flexibilidad educativa adaptada a la edad y características del menor.

 

La Fundación Al Fanar por su parte se compromete a:

  1. Poner a disposición de todo el personal, así como de los colaboradores, la información e instrumentos que favorezcan y promuevan el buen trato, así como prevenir el maltrato o luchar contra este.
  2. Dar a conocer las disposiciones reglamentarias y legales aplicables a las situaciones de maltrato, en cualquiera de sus formas, y toda la información actualizada necesaria respecto a las personas o servicios o instituciones que deben consultarse en caso de emergencia. Estas informaciones, claras y accesibles en todo momento, deben ser presentadas de manera adaptada y, por lo tanto, deben ser comprensibles para los niños y adolescentes.
  3. Identificar formas de maltrato institucional y combatirlo (por ejemplo, la discriminación mediante categorías negativas, el uso de sistemas o métodos excluyentes…).
  4. Informar, a quien corresponda, de los riesgos y sanciones de las que puede ser objeto, en caso de alegaciones o acusaciones de maltrato voluntariamente erróneas y/o infundadas.

 

Procedimiento en caso de maltrato

De acuerdo con esta política, la Fundación Al Fanar ofrecerá una respuesta adecuada ante las sospechas o situaciones reales de abuso o daño tanto dentro como fuera de la entidad. De este modo se promoverán el interés superior del niño, se impedirá que se produzcan situaciones similares en el futuro y se garantizará una adecuada actuación judicial en relación con los delitos que puedan haberse cometido.

Todas las dudas y denuncias se tratarán con la mayor seriedad, independientemente de la identidad del supuesto autor material o de las víctimas, o de lo “increíble” que pueda parecer la situación.

No es responsabilidad del personal de la Fundación decidir si el abuso o maltrato infantil ha tenido lugar o no. Sin embargo, todo el personal tiene la obligación de informar de cualquier duda o motivo de preocupación, aun en el caso de que sean sospechas vagas o una mera intuición de que algo no está bien.

Ningún miembro del personal puede acceder a mantener en secreto como confidencia personal la información relativa a sospechas o casos reales de abusos o maltrato infantil.

La Fundación Al Fanar no es un organismo de investigación, por lo que cuando sea necesario remitirá los casos a los correspondientes organismos encargados de velar por el cumplimiento de la ley.

 

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp
[crp

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a nuestros boletines

Al Fanar en la redes​